adsense

El día que Diomedes Diaz, le pone la cara a la justicia




En septiembre de 2002 Diomedes Díaz se entregó a las autoridades en la cárcel de máxima seguridad de Valledupar por el asesinato de Doris Adriana Niño, una de sus fans. l
o  que sucedido aquella noche del 14 de mayo de 1997, donde la joven fan falleció en el apartamento del artista y terminó arrojada en los escombros de una vereda en Boyacá.

Una vez entró a la cárcel el cantante fue sometido a una valoración médica y quedó recluido en el patio seis. “Diaz será un interno más y tendrá los mismos derechos que los 470 presos que tiene el penal”. Fueron las declaraciónes del director de la cárcel Álvaro Guerra.


Allí pagó tres años y sietes meses de prisión, siendo liberado con la rebaja de pena por buen comportamiento. Al estar nuevamente en libertad, Diomedes Díaz encabezó una caravana de seguidores por las calles de Valledupar celebrando su salida.

Aunque continuo grabando discos y componiendo canciones, el Cacique de La Junta nunca consiguió recuperarse de este capítulo oscuro de su vida. El ídolo vallenato siguió siendo la adoración de su fanaticada que nunca lo abandono, pero ya no era el mismo y los quebrantos de salud los debilitaron hasta llevarlo a la muerte.