Header Ads

Así fue la salida del Cacique de la cárcel

Después de pagar 32 meses de prisión por el homicidio de la joven Doris Adriana Niño, en hechos sucedidos en Bogotá, recobró su libertad el cantautor vallenato Diomedes Díaz.
La salida de la cárcel de El Cacique de La Junta se produjo luego de que el abogado José Luis Castro Machuca pidió su libertad condicional, teniendo en cuenta que ya había pagado las tres quintas partes de su condena. Este beneficio está contemplado en el artículo 64 del nuevo Código Penal. Después de su salida, el músico debía presentarse al juzgado cada mes y no podía salir del país.
El artista había sido condenado a 12 años de cárcel por el asesinato preterintencional (sin intención) de Doris Adriana Niño, ocurrido el 14 de mayo de 1997. Según concluyeron las autoridades, Díaz no hizo nada para impedir la muerte de su admiradora.
La pena fue revisada y cambiada a 6 años y medio. Dos de sus escoltas fueron condenados por el mismo caso a siete años de prisión.
Díaz permaneció 25 meses en la Cárcel Judicial de Valledupar, 5 en la Escuela del Inpec, en Funza (Cundinamarca) y dos en su domicilio. A esto se le suman 16 meses de rebaja de pena por buena conducta y trabajo.
Recibimiento jubiloso
La salida del cantautor fue recibida con alegría por la gente de la capital cesarense, que se agolpó en las afueras de la Cárcel Judicial de Valledupar para recibirlo.
Más de 500 personas con pancartas, afiches y fotos permanecieron durante todo el día a la espera de que El Cacique de la Junta saliera para expresarle su cariño.
Uno de ellos fue Javier Maestre, quien llegó desde las 7 de la mañana para estar presente en la salida de Diomedes Díaz, que se produjo hacia las 6:45 de la tarde.
En horas de la mañana estuvieron presentes sus hijos. El también cantante Rafael Santos dijo que para ellos la libertad de su padre representa un regalo de fin de año. Esto nos da fuerzas para seguir adelante, comentó.
En el momento en que el ídolo abandonó el penal, en compañía de su esposa, Betsy Liliana González, la gente entonó versos suyos.

En medio de la multitud, Díaz dio gracias a Dios y a la Virgen del Carmen por estar de nuevo libre y con la gente que lo quiere. Yo no deseo que mi libertad sea para tragedias, sino para celebrar como hermanos, dijo el cantante para tranquilizar a su fanaticada.
Desde Bogotá, Evelio Daza Daza, uno de los abogados del músico, explicó que la libertad condicional fue solicitada desde el miércoles antes de su liberación, pues el martes se cumplieron las tres quintas partes de la condena.
Para que la gente entre a la cárcel eso es ya, pero para salir eso es un maremágnum, comentó Daza, quien calificó como error judicial la condena contra el artista.  

Fuente: El Tiempo

No hay comentarios